Cómo dar seguimiento a tus leads para lograr más ventas en tu estudio de fotografía
marzo 22, 2018
Cómo conseguir más clientes sin conocerles
abril 18, 2018

La fórmula perfecta para ser más productivo en el trabajo como fotógrafo

Al entrar a un estudio de fotografía, vemos fotos, al fotógrafo y poca cosa más. Se suele pasar por alto todo lo que conlleva ser un verdadero fotógrafo profesional. Ya que tener un negocio de fotografía es mucho más que tomar fotos. Un negocio que funcione conlleva una gestión administrativa, captación y seguimiento de clientes y claro los reportajes y fotos de eventos.

El trabajo administrativo y de seguimiento de clientes puede consumir un valioso tiempo. Entonces, ¿cuál es la clave para tener un negocio de éxito y no morir en el intento? La clave radica en trabajar de forma inteligente y planificada para ser más productivo. En otras palabras, hacer más con menos.

Trabajar de forma productiva

La palabra productividad a menudo se usa en exceso o es incomprendida. Cuantas veces pasa que te sientas, piensas en todo lo que deberías y te gustaría hacer, pero al final no los haces. A menos que realmente definas bien lo que quieras y pongas tus planes en acción, nunca lograrás tus objetivos.

Las siguientes estrategias son métodos probados que te ayudarán para transformar exponencialmente tu productividad.

Eliminar las distracciones

Una de las maneras más fáciles de aumentar tu productividad es simplemente eliminar las distracciones innecesarias de su rutina diaria. Analiza tu agenda de trabajo a lo largo del día y calcula cuánto tiempo empleas en redes sociales, marketing, contabilidad, filmación, edición, reuniones o captación de nuevos clientes. Solo tienes 24 horas al día y si pasas un promedio de cuatro horas en las redes sociales navegando sin rumbo por Facebook o Internet, entonces realmente no estás siendo productivo.

Lo mismo puede decirse de otras áreas de tu negocio. Si pasas de cinco a seis horas al día editando imágenes y no dedicas tiempo a captar nuevos clientes. De hacer las cosas así podrías estar llevando tu negocio a la quiebra a largo plazo.

Para ser productivo hay que dedicar tiempo a planificar, medir los pros y los contras, y crear un plan de acción realista. Todo es un equilibrio, por lo que debes ser muy consciente del tiempo que dedicas a todas las áreas de tu negocio.

Eliminar influencias negativas

Observa tu negocio y tu forma de trabajar y elimina todo lo que sea tóxico para ti y tu negocio y elimina las influencias negativas que influyen en tu productividad. Cada vez que pases una cantidad de tiempo considerable en resolver problemas con un cliente, colega o proveedores, evalúa si esa relación vale o no el tiempo que inviertes. El punto es que solo puedes ser verdaderamente productivo si conoces tus hábitos diarios y tu rutina.

Siempre ten un plan B

Se previsor, dedica tiempo a pensar en posibles obstáculos o retos con los que te puedas encontrar en tu trabajo.  Piensa tres pasos por delante de posibles situaciones complejas y ajusta tu estrategia para que logres tus objetivos de forma sencilla e indolora. Si planificas algo, planifica también una alternativa en caso de que las cosas no salgan como planeaste.

Delega todo lo que puedas

Una vez analizada y depurada tu agenda de trabajo delega todo lo que puedas. Si en tu negocio solo eres tú quien hace todo el trabajo te limitas mucho en lo que puedes hacer y tus resultados finales serán escasos. Con el tiempo la frustración crecerá ya que solo te dedicas a hacer cosas que no generan negocio. Enfócate a ser estratégico, busca nuevas oportunidades de negocio, y dedica tiempo a lo que te apasiona que es la fotografía. ¡Y todo lo demás delegado! Por ejemplo, subcontrata a una persona que te ayude por horas para gestionar la parte administrativa, para atender las llamadas de clientes, etc. Incluso no hace falta que la contrates como un empleado fijo, una secretaria online podría ser una solución.

Sopesa que tan productivo es para ti que ser operativo y que tanto ser estratégico. Otro ejemplo sería a externalizar la mayor parte de tu trabajo de retoque. Ya que muchas veces puedes pasar interminables horas editando imágenes y menos tiempo realmente fotografiando y creando contenido. O bien, en lugar de pasar de 10 a 15 horas o 2 o 3 días diseñando un logotipo para tu negocio, considera contratar a un diseñador gráfico asequible. Cuanto más tiempo puedas liberar, más fácil será realizar nuevas tareas y ganar más negocio. Obviamente depende de tu presupuesto, pero vale la pena considerar que es más productivo.

Usa una lista de verificación o checklist

No guardes una lista de cosas para hacer en tu cabeza. Plasma todo por escrito. Todos tendemos a decir: “Tengo que acordarme de hacer XYZ”, pero luego sucede algo inesperado y lo olvidamos. Es la naturaleza humana. ¡Sucede!