Cómo captar clientes de fotografía por Instagram

El mundo en el que vivimos, con estímulos electrónicos constantes, aplicaciones para todo, redes sociales… Abre un montón de posibilidades. A algunos fotógrafos esto les parece negativo. Es cierto que ahora cualquiera con una cámara o un teléfono puede compartir fotos que para el ojo inexperto sean, al menos, interesantes y vistosas. Sin embargo, como fotógrafos profesionales, sabemos diferenciarnos y usar las redes sociales a nuestro favor. Y cuando hablamos de fotografía y de redes sociales tenemos que hablar necesariamente de Instagram.

Lo primero que debes saber es que es posible captar clientes a través de esta red social, que parece pensada expresamente para nosotros. Pero hacerlo es un trabajo continuo, del día a día. Gracias a tus publicaciones, a tu interacción con la comunidad, te darás a conocer, consiguiendo ser la primera persona en la que tus potenciales clientes piensen cuando quieran contratar un fotógrafo profesional. Para llegar a ese punto te traemos una serie de consejos que te lo pondrán mucho más fácil.

Configura y completa tu perfil

El primer consejo es el más evidente de todos: no uses un perfil privado. La utilidad de Instagram es que puedes utilizarlo para que la gente os conozca a ti y a tu trabajo, pero si pones barreras para que esto pase lo tendrás mucho más difícil. Pocos se molestarán en pedirte permiso para ver tus publicaciones, porque ni siquiera saben qué ofreces. Así pues, opta por un perfil público.

Además, has de saber que el algoritmo de Instagram favorece a los negocios por encima de las personas, por lo que te será útil hacerte un perfil de empresa.

Los #Hashtags

Como muchos saben, los hashtags son realmente útiles en Instagram para que la gente llegue a tus fotos. Así, si alguien busca sobre temas en concreto, sobre tu ciudad o sobre algún tipo de fotografía, tus trabajos podrían mostrarse de manera automática. ¡Y sin pagar publicidad!

Lo que no sabe tanta gente, sin embargo, es que hay un truco para usar bastantes hashtags y que la foto se vea limpia tanto al abrirla como en las previsualizaciones. Y es que si usas todos tus hashtags en el primer comentario de la foto, Instagram se lo toma como si estuvieran en la propia publicación. Puedes usar un segundo comentario para decir algo, o simplemente poner algunos emoticonos, para que el que tiene los hashtags pase más desapercibido.

Sé activo e interactúa con la comunidad

Este es uno de los consejos más importantes que cualquiera te podría dar a la hora de sacar provecho a Instagram: debes ser activo. La red social premia a los que publican frecuentemente mostrando sus publicaciones de manera prioritaria. Es por eso que te interesa publicar al menos una vez al día. Sin embargo, como ninguno queremos ser un esclavo de las redes, te recomendamos que uses alguna de las aplicaciones que te permiten programar tus publicaciones para que se hagan automáticamente. Así podrías dejas listas con antelación las actualizaciones de toda tu semana.

Además, es fundamental que interactúes con la comunidad: responde a los comentarios, etiqueta a los que aparezcan en las fotos que publiques —sobre todo a tus clientes—, y trabaja día a día para que tu presencia en la red sea mayor. Así tus publicaciones irán teniendo más alcance.

Publica contenido de valor

Por muy cuidadas y memorables que sean tus fotos, si te limitas a eso muchas personas pueden tender a olvidarlas. En cambio, si las acompañas de contenido que les resulte interesante o útil, poco a poco te convertirás en una referencia para ellos: eso será lo que haga que acudan a ti cuando necesiten a alguien. Pueden ser cosas tan sencillas como una serie de consejos cuando hagan fotografías, o algo que les parezca curioso, como un time lapse con el proceso de edición de un trabajo que hayas hecho.

Si sigues estos cuatro consejos, es sólo cuestión de tiempo que veas cómo tu número de seguidores aumenta y aumenta. Y no sólo eso, sino que tu presencia para ellos también irá creciendo, convirtiéndose así en potenciales clientes, y luego en clientes. Lo que debes conseguir es convertirte en una referencia, y eso es sencillo con estos trucos, un trabajo de calidad y nuestro CRM para fotógrafos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *